Murciélagos y mosquito tigre.

Cada vez son más los ayuntamientos y asociaciones que aplican medidas para potenciar las poblaciones de murciélagos y como consecuencia resulta bastante común leer noticias en multitud de medios abordando el tema. Esto es positivo ya que la divulgación de los hábitos de los quirópteros contribuye a cambiar la visión general de estos mamíferos en ocasiones temidos o perseguidos por pura superstición. En todas las noticias, como es lógico, se hace especial énfasis en el servicio ambiental que nos ofrecen los quirópteros ibéricos favoreciendo el equilibrio ecológico como voraces insectívoros que son, algo que indudablemente mejora nuestra calidad de vida evitando o controlando la aparición de algunas plagas.

Refugios para murciélagos en poste. Tavernes de la Valldigna

Sí puede resultar menos positivo a largo plazo cuando se va más allá y se presenta a los murciélagos únicamente como un arma específica para “erradicar” al mosquito tigre (Aedes albopictus), induciendo a pensar que con la instalación de las cajas-refugio las molestias generadas por los mosquitos desaparecerán por completo y esto es poco probable. La instalación de estos refugios o “cajas nido” debe hacerse con la intención de favorecer la biodiversidad, el principal objetivo debe ser la conservación medioambiental: proteger a los quirópteros fisurícolas compensando la escasez de refugios derivada de nuestra actividad (tala de árboles viejos, eliminación de antiguos tejados, restauración de edificios históricos, nuevas construcciones sin rendijas, etc…) Aunque el mosquito tigre es una gran preocupación presentar a los murciélagos como la solución para justificar las cajas refugio quizá no sea el enfoque correcto y debería divulgarse más como un complemento en la lucha contra las plagas en todo caso (con muchas de ellas son tremendamente efectivos), pero no como la erradicación automática del mosquito tigre, eso va a estar más complicado.

Pipistrellus pygmaeus en refugio. Puçol.

Los murciélagos son muy beneficiosos para el ser humano, es indiscutible, existen muchos estudios que demuestran su eficacia controlando plagas que nos ahorran miles de millones(1) en cultivos como el maíz(2), arroz(3), uva, manzanas, etc. y por supuesto esto se debe a que cazan barbaridades de polillas y otros insectos voladores entre los que se encuentran también los mosquitos, pero, ¿Cuántos de estos últimos y en concreto del molesto tigre que acaba de llegar? No existe, de momento, ningún estudio que relacione nuestros murciélagos más habituales en las cajas-refugio con el mosquito invasor ni mucho menos especifique hasta qué punto afectaría la posible predación al progresivo aumento poblacional del Aedes albopictus en nuestro entorno. Es de esperar que los murciélagos ocupantes de las cajas-refugio coman mosquitos tigre, pero no sabemos cómo de apreciable será, eso deberá comprobarse con el tiempo. Lo que tampoco tiene sentido es restar importancia a las intervenciones en favor de los quirópteros basándose únicamente en su capacidad para “erradicar” al mosquito tigre, pues sobran motivos para protegerlos del mismo modo que sobran motivos para proteger las colonias de aviones (Delichon urbicum), por ejemplo.  (Es común escuchar cosas como “los tigre salen de día y los murciélagos de noche, por tanto no vale para nada”, uf… es cierto que los tigre pican de día, pero eso no significa que de noche estén completamente inactivos, y además los murciélagos suelen salir bastante antes de que se cierre la noche, por tanto, coinciden al menos una parte del día, por contra sí suena más lógico hablar de altura de vuelo del mosquito tigre ya que suele desplazarse a ras de suelo y eso dificulta su predación, pero todos hemos visto murciélagos hacer vuelos rasos, sobretodo en masas de agua, que es donde van a desovar los mosquitos precisamente. No es todo tan sencillo a la hora de “adivinar” resultados en la naturaleza.)

hotel_murciel_casapenya_marca

Caja-refugio instalada en La Casa Penya (Acciò Ecologista-Agró) en el marjal de Almenara, en Sagunto (Valencia). Se pretende compensar la eliminación de huecos en el antiguo edificio tras su restauración para posibilitar de este modo la ocupación por parte de murciélagos fisurícolas como el Pipistrellus pygmaeus, muy común en zonas húmedas.

El objetivo debe quedar muy claro cuando se habla de estas intervenciones “pro-murciélago” porque de no ser así podría generarse confusión y quizá también rechazo con el paso del tiempo ya que los mosquitos seguirán aquí (su tendencia es aumentar, igual que la temperatura) y parte de la población podría sentirse “engañada”, incluso llegar a pensar que los murciélagos son inútiles, cuando simplemente están teniendo un “marketing” inapropiado.

El mosquito tigre se ha adaptado perfectamente a nuestro territorio y la tendencia climática nos indica que va a ir en aumento, ninguna acción por sí sola va a terminar con ellos aunque fumiguemos con el peor de los venenos hasta transformar nuestro entorno en un erial tóxico inhabitable. Quizá resulte más útil educar a la población (leer “mosquitos tigre, cómo combatirlos”) y prevenir la aparición masiva de esta plaga evitando pequeños recipientes como platitos en macetas, depósitos de aire acondicionado, tuberías de riego, bebederos sin controlar y otros diminutos puntos de agua sin depredadores ni competidores (los preferidos del A. albopictus) y esto evidentemente implica el esfuerzo de todos, no hay medidas mágicas. Los animales insectívoros como murciélagos, aviones, golondrinas o salamanquesas, bien adaptados a vivir en nuestro entorno urbanizado (de momento), tienen ya de por sí un valor incalculable sin necesidad de exagerar sus cualidades y nuestro deber es corregir los impactos que les amenazan siempre que sea posible.

 Instalación el la Albufera de Valencia para controlar el “Cucat” (40 Pipistrellus son suficientes para mantener una hectárea de arrozal sin su principal plaga)  (Aliades en la nit – VER VÍDEO)

Toni Rubio, Ambientólogo en La Granja de Bitxos.

 

[1] “Economic Importance of Bats in Agriculture” Justin G. Boyles, Paul M. Cryan, Gary F. McCracken, Thomas H. Kunz (2011) http://science.sciencemag.org/content/332/6025/41

[2] “Bats initiate vital agroecological interactions in corn” Josiah J. Maine, Justin G. Boyles (2015) http://www.pnas.org/content/112/40/12438.abstract?tab=author-info

[3] “Pest control service provided by bats in Mediterranean rice paddies: linking agroecosystems structure to ecological functions. “ Xavier Puig-Montserrata, Ignasi Torrea, Adrià López-Baucellsa, Emilio Guerrierib, Maurilia M. Montib, Ruth Ràfols-Garcíaa, Xavier Ferrerc, David Gisbertc, Carles Flaquer (2015) http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1616504715000348

“The value of bat-boxes in the conservation of Pipistrellus pygmaeus in wetland rice paddies.” Biological Conservation 128, 223-230 Flaquer, C., Torre, I., Ruiz-Jarillo, R. (2006)

Share this post